En el video de esta semana, vamos a salirnos un poco de la temática específica de Revit, para entrar una temática un poco más general: vamos contestar la pregunta “qué es BIM?”. Porque en este sitio hemos hablado mucho acerca de diferentes herramientas de modelado, y de paso mencionamos BIM en varias ocasiones, y en realidad nunca nos hemos puesto a definir qué es precisamente BIM.

Qué es BIM?

“BIM es una tecnología de modelado, y una serie de procesos, que sirven para generar comunicar, y analizar proyectos constructivos”

– Chuck Eastman (“The BIM Handbook”, 2012).

Qué significa eso, exactamente?

  • BIM es una disciplina, no un programa ni un producto. Es una serie de programas, conocimientos y métodos que usamos para lograr algo.
  • BIM son un montón de procesos encadenados. No es uno solo. Igual a como el Project Management no es solo un diagrama de Gantt, sino que son un montón de análisis y métodos uno detrás del otro, BIM es un montón de procesos sucesivos.
  • El proceso BIM genera varios productos finales, que en la definición formal de BIM, nos sirven durante toda la vida útil del edificio, desde su construcción, pasando por su fase operativa, y terminando en el replanteo o demolición de la obra al final de su vida útil.

Quizás el primer paso para entender mejor, es ver la abreviatura “BIM”. BIM son las siglas en inglés de “Building Information Modelling”, que básicamente significa “modelado de información de obras constructivas”.

Por qué no “modelado de información de edificios”? Porque BIM es un proceso que puede aplicarse a cualquier tipo de construcción: ya sea un edificio, un acueducto, puente, o cualquier otro tipo de obra. Ese es un punto importantísimo: BIM es universal, para obras constructivas. Como veremos más adelante, BIM no depende de un software particular (recuerdan que “BIM no es Revit y Revit no es BIM”?). Y eso significa que no importa si estamos haciendo una casa, un edificio o una carretera, encontraremos la herramienta que nos permita cumplir un proceso BIM para todos los casos.

Es importante entender que en el proceso BIM interviene todo tipo de información, no solo planos y especificaciones. BIM busca incorporar y aprovechar la información proveniente de fotografías, levantamientos topográficos, datos de vialidad, requerimientos de tiempo y plazos, dinero, materiales, legislación de la ciudad… toda una serie de información que tenemos a disposición, que consultamos durante un proceso constructivo, y que podemos integrar a nuestros diseños.

Qué es un modelo BIM?

“Modelado”… la otra parte del proceso BIM. Aquí es donde usamos Revit, cierto?

No.

Cuando hablamos de “modelado” estamos hablando de un concepto mucho más amplio y general. Estamos hablando de tomar información del mundo real, convertirla en formatos digitales, y usar esa información para correr análisis matemáticos y entender cómo se relacionan unas cosas con las otras.

Un “modelo BIM” puede ir mucho más allá de un edificio en tercera dimensión. Y puede incluir muchos otros tipos de modelos que nos sirvan para el análisis de nuestra obra.

El modelo 3D gráfico, es una parte del proceso BIM: un producto que se genera como resultado de nuestros análisis y planteamientos.

El proceso BIM es universal, pero no está escrito en piedra

El proceso específico que hagamos, y los requerimientos, insumos y productos van a depender de cada proyecto. El proceso hay que planearlo y ejecutarlo según lo que requiera el cliente, y en BIM no existe una solución universal que sea aplicable absolutamente a todos los proyectos por igual. No podemos simplemente recetarle a un cliente en su proyecto, lo mismo que le recetamos al resto, hay que hacer un análisis de las necesidades en cada caso.

Es ahí donde muchas veces fallan los “consultores BIM” y “BIM Manager”. Llegan con una receta y un montón de formatos pre-elaborados, y pretenden que esa sea la solución a aplicar. Y no analizan la forma de trabajar del resto del equipo ni las necesidades del cliente, que es lo que al fin y al cabo definirá si lo que están ofreciendo es verdaderamente lo que se ocupa!

Qué cosas NO son BIM?

El proceso BIM es amplio, y hay muchas cosas que son parte del proceso BIM. Y también hay cosas que muchas veces nos ofrecen, que del todo no son BIM. Como mencionaba antes, un modelo 3D no necesariamente es un modelo BIM. Si no incluye cierta información y respeta cierta lógica, no va a servir dentro de un proceso BIM.

Cosas que no son “BIM”:

  • Modelos 3D que sólo muestran geometría, pero no contienen propiedades del edificio o sus componentes. Hay un montón de herramientas diferentes en este momento que permiten modelar cosas en tercera dimensión, pero no solo por ser 3D, son modelos BIM. El modelo BIM tiene que contener información del comportamiento y composición de las cosas que se están modelando, no puede ser nada más una “fotografía” estática que nos dé geometría.
  • Dibujos en 2D (obviamente), que tengamos que sobreponer para darnos un entendimiento de la tercera dimensión. Una serie de dibujos CAD tradicionales, no van a ser un modelo BIM. Así como tampoco lo va a ser un modelo del edificio en AutoCAD 3D, que no contenga información de los componentes ni entienda las relaciones entre ellos.
  • Un modelo donde los cambios en una vista, no se propagan automáticamente al resto de las vistas. El que un modelo pueda propagar un cambio automáticamente a todas las vistas, y no haya que ir actualizando una por una, es una señal de que existe una lógica interna que relaciona las vistas y los objetos, algo que es fundamental en los modelos BIM. Si no ocurre, esa lógica está ausente, y probablemente no estamos tratando con un modelo BIM.

Pero, aunque algo no sea BIM, puede ser parte de un proceso BIM. Y eso tenemos que tenerlo siempre en mente. La “I” de “Información” en BIM no se limita solamente a modelos 3D de la obra… puede incluir todo tipo de información. Una serie de planos 2D de un sitio puede que no sea un modelo BIM por sí solo, pero puede formar parte de los insumos para el proceso BIM. Es un error llegar a exigir que en un proceso BIM todos los consultores entreguen su información en 3D y en formato Revit, y que solo ese tipo de información se admita y se trabaje!

BIM 3D-4D-5D-6D

Siempre que llega alguien a una reunión y se pone a hablar de desarrollar “modelos 4D” o “BIM 6D”… deja perdida a la mayor parte de la gente. Qué cosas increíbles, dignas de un libro de Stephen Hawking nos puede estar prometiendo alguien que haga “BIM en sexta dimensión”?

En realidad, no muchas.

Los “BIM 3D-4D-5D-6D” son términos comerciales que se usan para vender software y servicios. Los fabricantes de software y los consultores se inventaron los términos “4D, 5D y 6D” porque suenan muy modernos e impresionantes.

Pero al final, más allá de la tercera dimensión en BIM lo que ocurre no es nada espectacular. Nada más le vamos sumando información adicional a nuestro proceso BIM, que va a enlazarse e interactuar, generalmente con un modelo 3D.

Leer  El BIM ayuda al control de calidad en construcciones?

Un “modelo BIM 4D” agrega la dimensión de tiempo al modelo. Tomamos un cronograma común y corriente (generalmente el formato estándar es MS Project), y le asignamos elementos del modelo. El resultado final es un modelo 3D que se “va construyendo” y nos muestra cómo se va a ver el edificio en diferentes fechas. El modelo “4D” es un juguete entretenido, y en algunos casos cuando tenemos estructuras o montajes muy complicados, nos puede ser de mucha utilidad para ver que todo calce y que no haya problemas de que una obra interfiera con otra.

El “modelo BIM 5D” agrega la dimensión de costo. Aparte de poder ver como se va a ir construyendo el edificio, tenemos un análisis de cómo va a ser nuestro flujo de caja durante el proceso. Por supuesto si hay cambios a nuestro modelo BIM, esos cambios se van a reflejar en el software de costeo, y podremos tener una estimación actualizada de cómo se moverán las finanzas del proyecto.

El “modelo BIM 6D”, que es la última moda de BIM, es un modelo que incluye información para operación y mantenimiento del edificio. Es lo que comúnmente se llama un “modelo as-built” o un “modelo AIM” (aunque comercialmente suena más bonito “modelo 6D”). En el 6D, se tiene información muy completa acerca de cada elemento del edificio, su fabricación, sus garantías y su modo de operar. De tal forma que a la hora de darle mantenimiento al edificio, pueda estar a la mano esta información.

Estrictamente hablando, el 6D incluye las demás dimensiones, por lo que en un modelo 6D “verdadero”, se pueden simular condiciones de operación en el edificio a través de los años y obtener costos de operación y mantenimiento. Y a partir de estos análisis se puede decidir si es más rentable invertir en uno u otro tipo de equipo.

Y así seguiremos viendo con los años, cómo aumentan los “D” de los modelos BIM. No me extrañaría si pronto vemos modelos 8D o 9D… promovidos por algún fabricante de software que quiere ser el último grito de la moda.

Estándares para el proceso BIM

Si han estado jugando con tecnologías BIM un rato, se habrán dado cuenta que hay mil maneras diferentes de llevar un proceso BIM y de usar las herramientas. Cada consultor y cada oficina tiene su propia receta para el asunto.

Lo cual, nos lleva a un montón de dolores de cabeza. Porque el arquitecto analiza y modela de una forma, el estructural de otra, los electromecánicos trabajan software especializado que no tiene salida a Revit, los fabricantes dan todo en PDF, el contratista solo Excel quiere usar… puede ser una verdadera pesadilla un proceso BIM así.

Y entonces alguien dijo lo lógico: por qué no nos ponemos todos de acuerdo acerca de cómo hacer un proceso BIM?

De ahí surgieron los estándares BIM. Estos son documentos que tratan diferentes aspectos del proceso, y de sus productos. Funcionan muy parecido a los códigos de diseño: dan recomendaciones y reglas que se ha visto generan buenos resultados en un proceso BIM.

Entre los estándares más populares actualmente para BIM tenemos:

El Reino Unido es uno de los países que más ha avanzado en el tema de BIM, especialmente porque lo hicieron obligatorio hace un tiempo para obras públicas de cierto tamaño. Por lo tanto el PAS 1192 es una lectura interesante, y que técnicamente no es demasiado compleja.

Los NATSPEC vale la pena revisarlos, porque tienen mucho estándar concreto respecto al modelado. Asociado al NATSPEC están los estándares ANZRS, que son estándares de uso de Revit que aplican para Australia y Nueva Zelanda, que también son buenos como punto de partida si están definiendo estándares en su oficina.

Y los estándares de Singapur son muy interesantes, si les gustan las ideas locas. Singapur tiene un proyecto de modelar el país entero en BIM… ciudades completas, enlazadas con las bases de datos gubernametales para control del entorno urbano. Si quieren ver estándares orientados a cosas verdaderamente grande, consulten los de Singapur.

Mucha gente entra a revisar estándares de modelado BIM, buscando reglas para construir sus modelos. Y al final terminan frustrados porque se dan cuenta que ningún estándar les da reglas específicas acerca de cómo hacer sus modelos y cómo organizar sus familias y tipos de elementos. Ningún estándar les va a decir cómo hacer las paredes, cómo hacer las vigas, cómo organizar los ejes de los modelos.

Y efectivamente esta es una realidad que tenemos que tener presente a la hora de leer los estándares BIM: como mencionaba en un inicio, BIM es un proceso y depende mucho de cada proyecto cómo se lleva a cabo. Entonces es muy difícil definir reglas universales, especialmente para una actividad como lo es crear un modelo BIM, que es solo una pequeña parte del proceso.

Los estándares BIM en su mayoría les van a dar recomendaciones para llevar a cabo el proceso exitosamente, y les van a recomendar diferentes documentos y metodologías que tienen que implementar para garantizar que haya un entendimiento claro entre todos los participantes del proceso. La mayoría de los estándar llegan hasta ahí. El resto del proceso, queda a criterio de ustedes como participantes del BIM.

El proceso BIM según PAS 1192

En el video, pueden ver una descripción del proceso BIM, sacada del estándar PAS 1192 del Reino Unido. Personalmente, me gusta la forma en que PAS 1192 explica el proceso, siento que es un poco más clara que la que usa NBIMS-US. Pero si quieren basarse en el estándar de Estados Unidos, y usar el NBIMS, adelante: también es un documento muy completo y que se asemeja en muchas cosas a PAS1192.

Básicamente el proceso BIM es un proceso que nos lleva desde una idea inicial, hasta una entrega de un edificio (o cualquier otra obra) terminado. Y además es un proceso (en la visión de PAS 1192) que acompaña al propietario durante la operación y uso del edificio. Hasta que el edificio llega al final de su vida útil y lo debemos renovar o demoler. Y en ese punto, el proceso BIM reinicia.

Bajo la visión de PAS1192, lo que existe en sí no es un proceso BIM que tiene un inicio y final, sino un ciclo BIM, que a partir de cierto punto vuelve a iniciar.

El “CDE” dentro del proceso BIM

En PAS1192, tenemos un “espacio digital” o un “espacio compartido” donde intercambiamos información todos los participantes del proceso. Esto es lo que se llama el CDE (Common Data Environment). El CDE es el conjunto de programas y espacios de almacenamiento por donde pasa nuestra información, y puede ser tan simple o tan complicado como queramos hacerlo.

Un CDE puede tener muchísimas formas. Puede ser tan simple como una red LAN dentro de una oficina, algo muy típico en los studio de diseño. Hay un servidor central donde se almacenan los documentos y productos, se hacen intercambios de información por correo electrónico, reuniones por Skype, y básicamente.

Leer  Qué es un BIM Manager y cuál es su perfil?

En muchos casos al CDE se le agrega un nivel adicional para intercambios por Internet, como por ejemplo Dropbox, Autodesk 360, Onedrive, Sharepoint, etc. De esta manera todos los que participan del proceso BIM tienen acceso a la información actualizada, en cualquier momento, desde cualquier parte.

Notaron algo? El CDE en un proceso BIM no es producido exclusivamente por Autodesk, ni por ninguna otra empresa. El CDE es un espacio con un objetivo (= compartir información), y la manera de construirlo depende de cada equipo de trabajo. No se imaginan cuántas veces he visto consultores que recetan Collaboration 4 Revit (C4R) o Revit Server + VPN o BIM360 Glue como si fueran la solución a todo… el cliente paga miles de dólares, y al final termina devolviéndose a su idea original de Dropbox y correo electrónico… porque es lo que le funciona en su proyecto. Resultado, de una falta de análisis inicial de necesidades, objetivos y posibilidades en el proceso BIM!

El “PIM” y el “AIM”

El “PIM” y “AIM” son nombres que se le dan al producto BIM en la etapa pre-entrega, y post-entrega respectivamente.

“PIM” quiere decir “Project Information Model” (Modelo de información de proyecto)
“AIM” quiere decir “Asset information model” (Modelo de información de activo)

Son terminologías meramente. Estamos hablando del mismo producto del proceso BIM en ambos casos. Lo que pasa es que cuando estamos pre-entrega lo que tenemos en un proyecto, y cuando estamos en post-entrega tenemos un activo. De ahí la diferencia en nombres.

Si recuerdan de hace unas secciones, el “AIM” también lo conocemos como “modelo 6D” o “modelo as-built”.

Los documentos del proceso BIM

Donde más se le generan dudas a la gente es cuando empiezan a hablarles de los documentos del proceso BIM. Porque les hablan de planes y requerimientos, y en muchos casos los consultores los revuelven con las etapas de diseño, y se vuelve una maraña de información incomprensible.

Pero es importante entender los diferentes documentos, porque son lo que nos asegura el éxito de nuestro proceso BIM. Un proceso BIM se va planeando y ejecutando de acuerdo con las necesidades del cliente, y el resultado de esa planeación son los documentos. Si no generamos documentos… estuvimos pensando un gran rato, y al final no llegamos a nada!

En el video pueden ver en detalle cuáles son los documentos del proceso BIM que recomienda el PAS 1192:

  • EIR (employer’s information requirements/documento de requerimientos del propietario). El EIR nos dice qué espera obtener el propietario de todo el proceso BIM. Nos dice qué necesidad quiere solventar, qué información ocupa, y cómo planea usarla. Este documento es crítico, porque no es lo mismo un propietario que quiere un producto BIM meramente publicitario (renders, animaciones, etc) y no le interesa para nada la información constructiva, que uno que quiere entregar al final la información a la gente que opera los edificios y que ellos puedan usarla para la operación y mantenimiento. En los EIR es importante proponer el nivel de desarrollo (LOD) que se quiere en los diferentes modelos, para los diferentes sistemas de la obra. No es lo mismo que pidan a un oferente un LOD 200 en sistemas electromecánicos, que un LOD 350. La diferencia de esos 3 numeritos, pueden ser miles de dólares en la oferta!
  • BXP o BEP (Bim Execution Plan/Plan de ejecución BIM). El plan de ejecución BIM es una respuesta al EIR que produce un consultor (o un contratista). En el BEP inicial, el oferente nos dice como piensa llevar a cabo el proceso BIM, qué herramientas planea usar, y bajo qué reglas va a trabajar. Con este BEP inicial, podemos comprobar que su proceso BIM esté alineado con las necesidades que trae el EIR, y no nos llevaremos una sorpresa luego a la hora de ejecutar el proyecto.
  • BXPc o BEPc. Este es un agregado mío, que no viene en PAS1192, pero es importante entenderlo por separado. Una vez que hemos contratado al consultor o contratista para que participe en el proceso BIM, tiene que generar un BEP “de contrato”, que expone con mucho detalle el proceso BIM que va a llevar a cabo. Con el BEPc, comprobamos que los requerimientos del EIR se cumplan, y además se nos confirma que no solo el consultor sino toda su cadena de proveedores pueden cumplir con el proceso BIM. Es demasiado frecuente que contratamos a un contratista general para un proceso BIM constructivo y nos dicen que no tienen problema para cumplir. Y luego a la hora de la construcción, ellos cumplen… pero el subcontratista electromecánico no, ni tampoco el de aire acondicionado, el que pone las puertas no tiene familias BIM y no planea hacerlas, las garantías vienen todas en PDF sin formato estándar… toda una tragedia de desinformación. El BXPc nos permite evitar eso, requiriendo que el contratista principal (o consultor principal) certifique además la capacidad BIM de toda su cadena de suministro.
  • MIDP (Master Informacion Delivery Plan/Plan de entrega de información). El plan maestro entrega de información son las reglas que nos dicen qué información se va a entregar, cuándo, quién es el responsable, y de qué manera va a hacerse la entrega. El MIDP es importante, porque nos va a fijar las metas para el proceso BIM…. y si no hay MIDP puede suceder que llegamos a la fecha de entrega, y el diseñador nos dice que tiene “todo en CAD” pero le hace falta “pasarlo a Revit”. En cambio si hay un MIDP claro, el diseñador sabrá que tiene que entregar un RVT en la fecha propuesta, con cierto nivel de detalle, que las especificaciones técnicas tienen que ir en PDF, la tabla de oferta tiene que entregarla en Excel siguiendo la codificación Uniformat, y así sucesivamente. MIDP claro, productos y entregas claras!
  • Manual de proyecto: tampoco viene explícito en el PAS 1192, pero al final de todo el proceso de diseño y construcción, tenemos que entregar un manual de proyecto al propietario. Eso puede ser desde una colección de planos, discos compactos y archivadores de especificaciones, hasta modelos en la nube, registros tipo COBiE, o lo que sea que se requiera entregar, de acuerdo con lo que se había dicho en los EIR y en el MIDP.

Y esto es, el proceso BIM

Esto es en esencia la definición de BIM, como un proceso. BIM es cuando tomamos información del mundo real, la agrupamos en sistemas digitales, y mediante análisis y herramientas de procesado, la convertimos en una serie de productos que nos sirven para nuestra obra constructiva… y para la operación posterior de ella.

BIM, como pueden ver, es todo un proceso que debe pensarse y ejecutarse de manera ordenada. Definitivamente BIM no es algo que simplemente “pongamos al dibujante” a hacer, o que “compremos” de paquete en una tienda. Es algo que tiene su lógica, tiene sus métodos y prácticas recomendables, y que hay que llevarlo con calma si queremos que sea verdaderamente exitoso!

Qué es BIM?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *