como se usa un FTPEn muchas ocasiones ocurre que los diseñadores nos envían planos y modelos utilizando algo que se llama un “FTP”. Muchas personas no se ubican con estos famosos «FTP» y se les vuelve un mundo descargar los planos del diseñador. A continuación vamos a hablar un poco acerca de qué es FTP y como se usa un servidor FTP.

Qué es un FTP?

“FTP” son las siglas de “File Transfer Protocol”. Cuento corto: es un idioma especial (un “protocolo”) con el que se comunican los servidores en Internet, y que sirve específicamente para transferir archivos de una computadora a otra.

FTP es uno de esos inventos nació antes que el internet mismo, pero ha resultado tan confiable y popular entre los diseñadores de redes que todavía sigue utilizándose. Para que tengan una idea, la primera versión de FTP nació en 1971, y fue reemplazada por la versión “actual” del protocolo en 1985. FTP es 26 años más viejo que HTTP, que es el protocolo que se usa hoy día para transmitir casi todas las páginas de internet (HTTP nació hasta 1997!).

Cuando nos hablan de “un FTP” nos están hablando de un servidor en internet, que solamente habla el protocolo FTP. Y que generalmente no se puede accesar con los métodos que usaríamos para una página o un Dropbox.

FTP verdaderos y simulados

Muchos diseñadores y usuarios dejaron la tecnología FTP hace tiempo, pero siguen llamándole a su sistema de transmisión de archivos «el FTP». Incluso en algunos casos la gente de soporte técnico les enlaza la dirección «ftp» de la compañía con el administrador de archivos, y siguen entrando al sistema por esa dirección, aunque no tenga nada que ver con el protocolo FTP.

Es bueno? Es malo? No importa? Esos son detalles técnicos, que dependen de cada empresa, su red y sus sistemas de información. No vale la pena discutirlos mucho. Para nosotros, los usuarios, lo que interesa saber es ese detalle: hay sistemas de FTP «verdaderos», que usan el protocolo FTP de Internet con todas sus especificaciones, y hay FTP «simulados» que en realidad son administradores de archivos en línea, que no tienen que ver con el protocolo FTP, y que simplemente los usuarios los llaman «FTP» por costumbre. Cualquiera de los dos puede funcionar, pero el funcionamiento es un poco distinto entre uno y el otro.

Si en algún momento les dan un «FTP simulado» y tratan de usar los procedimientos que describimos a continuación, no les va a funcionar. Porque el servidor que nos dan está hablando un lenguaje, y las instrucciones que le estamos dando están en otro lenguaje. En este caso, tendrán que consultar con el diseñador cómo operar el administrador de archivos que tienen, y si se puede o no usar con protocolo FTP «puro».

Cómo se usa un FTP: la manera simple

Empecemos por la manera más simple. Lo primero que ocupamos para usar un FTP y poder obtener archivos de él es un programa que hable ese protocolo. Y eso en muchos casos lo tiene resuelto nuestro browser favorito. Que debería ser Google Chrome. Si están usando otra cosa que no sea Chrome, comiencen por pasarse a Chrome.

Chrome tiene soporte para el protocolo FTP y muchas veces es posible entrar a estos sistemas ingresando la dirección como si estuviéramos accesando una página. La persona que nos quiere enviar los archivos vía FTP tiene que darnos una dirección, que generalmente empieza con la palabra “FTP” y un punto. Por ejemplo “ftp.misitio.com”. Esa dirección completa, la escribimos en Chrome, anteponiéndole “ftp://”. O sea, vamos a escribir en la barra:

Leer  BIM en el Canal de Panamá, una tarea monstruosa

ftp://ftp.misitio.com

Si quieren ver un ejemplo de la vida real, digamos que queremos entrar al servidor FTP de Speedtest, cuya dirección es «speedtest.tele2.net». Notaron que esa dirección no tiene «ftp» al inicio? Ese es un detalle complicado de estas cosas: a veces las direcciones empiezan con «ftp.», a veces no. De cualquier manera, lo escribimos en la barra:

como se usa un servidor ftp

Escriban la dirección en la barra superior, no en la ventana de búsqueda. Si la escriben en la ventana de búsqueda, puede que no les sirva. Si obtienen como resultado un montón de búsquedas de Google, lo hicieron mal.

Ese “ftp://” inicial es muy importante, porque le dice a Chrome que tiene que cambiar al protocolo FTP. En algunos casos Chrome es lo suficientemente inteligente como para saber que queremos un FTP y antepone el prefijo por sí solo, pero siempre es buena idea ponerlo nosotros al escribir la dirección.

Puede que eventualmente, nos envíen una dirección numérica para el FTP… algo como «202.138.72.6». Si nos envían una dirección de este tipo, hacemos como si fuera una dirección normal, y la escribimos en el browser: «ftp://202.138.72.6». O puede que también la dirección sea algo complicado como «algunacosa:otracosa@ftp.misitio.com/public» en cuyo caso escribimos «ftp://algunacosa:otracosa@ftp.misitio.com/public». Simplemente copien toda la dirección que les envían a su browser y antepónganle «ftp://»

Unos segundos después, si escribimos correctamente la dirección, puede que veamos algo así:

como usar un servidor FTP

Sorpresa: ocupamos un usuario y contraseña para accesar el FTP! Es información que también nos tiene que suministrar quien nos comparte los archivos. O puede que nos indiquen que es un “FTP anónimo”. En ese caso, el usuario siempre va a ser “anonymous” y la contraseña nuestra dirección de correo electrónico.

Una vez que entramos al servidor con el usuario y contraseña, nos aparece la lista de archivos:

como usar un servidor FTP

Y el resto es usarlo como si estuviéramos viendo un disco duro en Windows Explorer. Vamos navegando los directorios, y cuando llegamos a los archivos deseados hacemos click, para empezar a descargarlos.

Algo complicado, no? Ya pueden entender por qué muchos usuarios dejaron de usar FTP para compartir archivos, hace décadas.

Cómo se usa un FTP: programas especiales

Es muy fácil usar un browser de internet para accesar un servidor FTP. Sin embargo vamos a encontrar que tiene algunas limitaciones, especialmente si ocupamos descargar un montón de archivos del servidor. Algo que es típico cuando estamos bajando información de diseño: en esos casos generalmente tenemos que descargar cientos de archivos, y si usamos un browser vamos a tener que ir uno por uno y será una pesadilla.

Para esos casos existen programas específicos de transferencia FTP que podemos descargar de internet. Nos van a simplificar inmensamente la vida.

Estos programas nos dan acceso al servidor FTP y descargar algo se vuelve tan fácil como dar un solo clic. Un solo clic, un solo comando y tenemos toda la información del diseñador en nuestro disco duro, sin importar si el diseñador creó 30 subdirectorios y 400 archivos.

como se usa un servidor FTP
Pantalla principal de Filezilla

El mejor programa para FTP es Filezilla. Filezilla es un programa gratuito para FTP. Y es tan popular que hay un montón de tutoriales en el sitio del fabricante y en youtube acerca de como usarlo.

Si están en un sistema Linux, también hay versión de Filezilla. De hecho hay Filezilla hasta para Mac.

O en Linux también pueden usar ncFTP. ncFTP es un programa de línea de comando muy bien hecho, y con muchas funciones de descarga y automatización. Con ncFTP pueden dejar todo programado para que en la madrugada su computadora entre al servidor FTP y descargue todo, y no les pegue la conexión de internet el día entero.

Leer  Niveles de desarrollo (LOD) y su importancia en Revit

En linux también les recomiendo lftp. Lftp es un programa muy pequeño y muy simple, pero que tiene función “mirror”, que hace una copia idéntica del directorio en el servidor FTP. Con LFTP el único comando que hay que saberse es “mirror”, y el programa hace el resto.

No es más fácil simplemente usar Dropbox?

Por supuesto que si. Es 100 veces más fácil usar Dropbox para transferir archivos a través de internet. Especialmente si se los estamos transfiriendo a un montón de personas y si son un montón de archivos. Por qué algunos diseñadores y sus studios siguen usando protocolo FTP para transferir archivos, es un misterio para mí. Probablemente tenga que ver con que no quieren pagar por una cuenta empresarial de Dropbox, o que algún gerente de IT les salió con que Dropbox es una conspiración internacional para robarse todos los diseños y dárselos a la competencia.

(Y como pueden imaginarse no es cierto, nadie en este planeta quiere robarse sus diseños cuando puede robarse los de Norman Foster o Santiago Calatrava igual de fácil)

Pero bueno, ellos tarde o temprano llegarán a convencerse de que usar FTP ya no es una manera competitiva de hacer las cosas. Pero hasta que llegue ese momento, por lo menos ustedes ya saben cómo usar los famosos sistemas FTP y pasar archivos de esos servidores a sus computadoras.

Si son de esos diseñadores a los que les gusta enviar cosas por FTP… aprendan la lección antes de que sea demasiado tarde. Paguen una cuenta Pro de Dropbox, o usen una gratuita, y dejen de causarle dolores de cabeza a los demás usuarios.

 

Una nota importante de seguridad

Muchos de los que están leyendo este artículo será porque un diseñador conocido les envió una dirección FTP para bajar planos. Pero imagino que habrán otros que vinieron a dar acá porque están buscando como usar FTP para descargar cosas de internet (ustedes sabrán qúe cosas!). Y es ahí donde puede ser algo peligroso el protocolo FTP.

Cuando hablamos de direcciones, les comenté que podían tener formas complicadas… «ftp://algunacosa:otracosa@ftp.misitio.com/public» recuerdan? Esas direcciones complicadas son así porque llevan incorporada toda la información para llegar hasta un archivo (o un directorio) dentro del servidor FTP. Si a esa dirección le agregamos un poquito más: «ftp://algunacosa:otracosa@ftp.misitio.com/public/archivo.exe», la podemos convertir en una descarga automática. Y cuando la escriban en su browser, inmediatamente les va a descargar un archivo ejecutable.

Ese archivo ejecutable puede ser cualquier cosa… incluso puede ser malware. Alguien les puede decir «escriban esto en su browser y ejecutan el archivo», y resulta que lo que descargaron fue un programa de acceso remoto y acaban de meter su computadora en problemas.

Tengan cuidado cuando descargan cosas de internet desde servidores FTP desconocidos, porque nunca se sabe qué pueden estar descargando. Tienen que sospechar especialmente si las direcciones terminan con «.exe», «.com», «.scr», «.bat», «.js» o extensiones similares. Todas esas extensiones les indican que van a descargar un ejecutable. Y desafortunadamente, en los servidores FTP muchas veces no hay escaneo automático para eliminar archivos peligrosos, como si hay en Dropbox o Google Drive.

Como todo protocolo en internet, hay usuarios que lo aprovechan bien, y otros que lo usan para cosas indebidas. Así que estén atentos al usar FTP, y no acepten regalos de extraños.

 

Qué son los servidores FTP y cómo se usan
Etiquetado en:

Un pensamiento en “Qué son los servidores FTP y cómo se usan

  • 27/01/2019 a las 13:54
    Enlace permanente

    Hola, buen artículo. Pero a veces puede ser más conveniente usar un servidor FTP que Dropbox, depende del caso.

    Un servidor FTP privado permite subir ficheros a una velocidad muy buena, conexiones seguras SFTP, control de alta, cambio de permisos de usuarios, descargas directas de ficheros sin login, entre otras cosas.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *