Cuando uno habla de hacer presupuestos y comenzar a sacar cantidades en Revit, siempre aparece la misma pregunta: cómo saber que los resultados de Revit son correctos? Cómo podemos estar seguros de que Revit está reportando las cantidades que corresponde?

La respuesta simple: la prueba del 9. Para los que no la conocen, la prueba del 9 es un artificio matemático que se enseñaba antes en las escuelas, y que sirve para verificar sumas, restas, multiplicaciones o divisiones.

La prueba del 9 es una analogía en nuestro caso. No la vamos a aplicar en Revit, pero el concepto es lo valioso. Cómo sabemos si Revit está reportando correctamente las cosas? Debemos verificarlas por otro camino.

Revit no es contabilidad, y no hay ningún principio de suma cero. No hay ningún cierre matemático automático que si nos da igual nos garantiza que todo está bien. Al final las cantidades que aparecen en los reportes son el resultado de lo que nosotros pusimos en el modelo, más algunas operaciones automáticas que hace Revit. Puede ser correcto, o puede contener errores.

Para detectar esos errores, tenemos que hacer algunas operaciones matemáticas «de la vieja forma». Esto es, calculando a partir de planos. Y comparamos nuestro resultado con el que nos da Revit, a ver que anden cercanos uno al otro.

No vamos a recalcular a mano todo el modelo, por supuesto. Eso sería una pérdida de nuestro tiempo. Pero hay cifras que podemos revisar puntualmente, y ver que anden bien. Eso nos dará un mayor grado de seguridad en el resultado.

Ejemplos de pruebas muy fáciles que se pueden hacer:

  • Medir en CAD (o en el mismo Revit) las longitudes de paredes de un piso. Calcular su volumen usando una altura promedio, y comparar contra el resultado de volumen de Revit.
  • Con la longitud de paredes, también se puede obtener un aproximado de área de pintura y acabados, y comparar.
  • Comparar las sumas totales de diferentes cosas, y ver que sean compatibles entre sí. Si tenemos una cierta cantidad de lavatorios, no podemos tener 5 griferías más. O si tenemos cien metros cuadrados de pared, no es lógico que tengamos 550 metros cuadrados de pintura. O si tenemos 20 puertas, el reporte de llavines debería dar 20 llavines, no 30.
Relaciones lógicas como esas nos pueden ayudar a detectar errores o faltantes. No tenemos que ser totalmente exactos al calcularlas, simplemente ocupamos un rango de magnitud para verificar lo que nos está diciendo Revit.
No hay una lista de pruebas lógicas universal, cada modelo tiene sus particularidades que hay que probarle. Conforme vayan adquiriendo más experiencia con Revit, podrán darse cuenta de qué cosas les funciona medir en su caso.
Lo que sí no es recomendable hacer de ninguna manera, es confiar ciegamente en el resultado que arroja Revit. Porque aunque Revit sea totalmente correcto al calcular algo, siempre existe la posibilidad de que el usuario haya cometido errores. Y es necesario detectarlos antes de que se puedan convertir en un problema.
Revit y la prueba del nueve
Leer  Como hacer domos, tornillos y ventanales a partir de masas en Revit

2 pensamientos en “Revit y la prueba del nueve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *